martes, 21 de marzo de 2017

¿Un cuento dentro de otro cuento?



Relatado por un narrador omnisciente —pues éste sabe los sentimientos y las emociones de los personajes y no aparece en la trama— y escrito por Jorge Bucay, “El cuento dentro del cuento” nos habla de la muerte de una forma realmente fascinante y envolvente.
¿Qué haríamos si nos encontráramos frente a frente con la muerte? En este corto cuento —pero no por eso menos fabuloso—, el personaje principal, que es un hombre preocupado y angustiado, intenta huir de este hecho tan natural, por lo que es El Iluminado, un sabio, quien tiene que decirle la respuesta… de una manera excéntrica y única.
Acudir con una persona en caso de problemas o dudas sería lo más lógico ahora, antes y mucho antes, incluso antes de nuestra era.
El relato se desarrolla en tiempos no tan antiguos. Supongamos que es en la época medieval donde se llevan a cabo todos estos sucesos, aunque queda a criterio de los lectores decidir el ambiente temporal, pues no se especifica; sin embargo, parece ser de tal época porque es en donde las personas sabias influían muchísimo en los demás. Un pueblo es el ambiente físico de esta trama, y el temor y suspenso, el ambiente psicológico.
Con una simple frase, el personaje secundario, El Iluminado, desarrolla algo inigualable: “—Te contaré un cuento…”.
Ése es el pie, la base, el principio de esta lección que continúa desarrollándose en un pequeño pueblo en donde se vive el temor, el miedo e incluso la sabiduría. El Iluminado le relata una historia al resignado hombre, que le ayudará a superar y entender sus miedos; en ella un sirviente, su amo y la muerte forman parte de los personajes ambientales e incidentales.
“—… intentar escapar de los malos pensamientos es salir a buscarlos. Huir de la muerte es ir a su encuentro”: fueron las palabras del hombre afligido al escuchar el relato de El Iluminado y creer comprenderlo.
El autor de esta obra, Jorge Bucay, es originario de la capital de Argentina y licenciado en Medicina egresado de la Universidad de Buenos Aires; ha escrito otras obras, como: Cartas para Claudia, Déjame que te cuente y El candidato.
Este cuento me parece de lo más interesante, pues maneja un lenguaje no tan moderno, pero sí comprensible, y eso lo hace más fácil de entender. Es única la manera en la que se desarrolla cada evento y cada perspectiva que se tiene de la muerte.
Puedo asegurar que te deja un sabor de boca diferente al del como percibías la muerte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario