lunes, 6 de agosto de 2018

"Cuento de Navidad": divertido e interesante



Karla Sofía Sánchez Díaz Acosta


El Cuento de Navidad fue escrito por el autor Charles Dickens, quien nació el 7 de febrero de 1812 en Portsmouth, Inglaterra. Fue un famoso escritor de novelas, como Oliver Twist, entre otras. Finalmente murió el 9 de junio de 1870.

La obra comienza con el funeral de Jacob Marley. Su compañero de trabajo, Ebenezer Scrooge, es una persona a la que solo le importa el dinero; es muy tacaño y amargo, no celebra la Navidad, porque dice que no hay por qué ser felices, si todos en la ciudad son pobres.
En una noche fría de diciembre se le aparece a Scrooge el fantasma de Marley, que está en el infierno y quiere ayudarlo para que arregle sus errores y se convierta en buena persona en el tiempo que le queda. Así, le dice que lo visitarán tres espíritus: uno del presente, otro del pasado y, para finalizar, otro del futuro, en ese orden, con el fin de que reflexione.
Con la llegada del fantasma del pasado, Scrooge se da cuenta de que él solía amar la Navidad; era una persona muy feliz, hasta que le empezó a importar más el dinero que cualquier otra cosa. Luego, con la visita del fantasma del presente, se percata de que mucha gente cercana a él tiene gran falta de recursos, pero, a pesar de su pobreza, son muy felices y amables. Para finalizar con el futuro, el nuevo visitante lo aterra mostrándole lo feo que será que muera y vaya al infierno.
La mayor parte de la historia tiene lugar en la recámara de Scrooge, al igual que en su oficina, pero también en las calles de la ciudad. El tiempo es la etapa de los 1800, aunque no se precisa, pero es probable que así sea, ya que se utilizan velas y caballos. En cuanto a la atmósfera, la historia comienza de una manera amarga, en que el protagonista es tacaño y mal agradecido, pero ese ambiente psicológico evoluciona.
Los personajes se dividen en tres tipos:
Como principal se encuentra el señor Ebenezer Scrooge, ya que la historia gira alrededor de él y se cuenta su vida, así como sus errores. Este personaje se caracteriza como una persona tacaña, negativa y gruñona, pero a la vez es buen empresario y tiene mucho dinero.
Como personajes secundarios están el fantasma de Jacob Marley (ya que gracias a él se da la reflexión en el protagonista sobre su proceder), Bob Cratchit (el escribiente de Scrooge, quien también lo ayuda a conocerse a sí mismo), y, finalmente, el sobrino del viejo (quien lo hace reflexionar, igualmente).
Y como personajes ambientales se encuentran los tres espíritus y los caballeros que le dan vida al pueblo.
La historia está contada por un narrador testigo, el cual se puede notar aquí: “La mención del funeral de Marley me hace retroceder al punto en que empecé.”. El método narrativo es la estructura lineal, porque comienza cuando el socio muere y se desarrolla hasta cuando se celebra la Navidad, lo cual es posterior (además, se presentan algunos flash-backs, con el recorrido por el pasado, al igual que flash-forwards, con el viaje al futuro). El tiempo narrativo es el retrospectivo:
En aquella estancia el ruido era completo tumulto, pues había más niños allí de los que Scrooge, con su agitado estado mental, podía contar.
En la obra se presentan funciones de la lengua. Por ejemplo, está la emotiva o expresiva: “‘¡Ay, mi niña querida, qué tarde vienes!’, dijo la señora Cratchit besándola una y otra vez, y quitándole el chal y el sombrerito con celo oficioso”. Además se emplea la función poética: “Marley como siempre, con su coleta, chaleco, calzado y botas…” (descripción), “Hay en ti más salsa de carne, que carne de tumba, seas quien seas” (metáfora) y “escalofriante influjo de sus ojos, mortalmente fríos…” (epíteto).
Finalmente, considero esta obra divertida e interesante, ya que las visitas de los fantasmas que llevan al protagonista a las distintas etapas de su vida, la hacen más como una aventura.
En lo personal, me gusta el cuento, porque me recuerda las veces en que mis papás nos solían poner la película de los Muppets de Cuento de Navidad. Disfruté haberlo leído y notar las diferencias que tienen entre sí el libro y la cinta. Asimismo, me parece más fácil imaginar cómo van sucediendo las cosas, por las descripciones y los diálogos del texto.

Referencia:
Dickens, Ch., Cuento de Navidad. Disponible en: http://www.seg.guanajuato.gob.mx/Ceducativa/CDocumental/Doctos/2013/ Diciembre/Cuento%20de%20Navidad_Dickens.pdf

(Tercer semestre, 2017)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario